Centro deportivo en Bolnuevo

Análisis

Se propone la intervención en un emplazamiento situado a los pies de un barranco en Bolnuevo, localidad costera de Mazarrón. La cual tiene como elementos representativos unas setas pétreas denominadas “Gredas de Bolnuevo” por la arcilla de la que están hechas.
Además de las formaciones geológicas, tenemos la playa de Bolnuevo al otro lado del emplazamiento generando un espacio que divide en dos el área urbanizada de bolnuevo. Entre la urbanización Punta Vella en la punta Cueva de Lobos y la urbanización Playasol. Esto genera un espacio bisagra entre el medio marino, el espacio natural protegido de la sierra de Las Moreras y el medio urbano. Siendo esta intervención una posibilidad de vertebrar realmente los espacios nombrados anteriormente.
Al emplazamiento se accede desde la calle Pedro López Meca, la cual al circular en paralelo a la playa forma un pequeño paseo marítimo. Ésta es la razón por la que actualmente se utilice el solar actual como aparcamiento en temporada de turismo, como recinto ferial y otros eventos.

Gredas de bolnuevo

Espacio

Las actividades deportivas son consideradas como una opción de fomento del turismo de calidad en Bolnuevo. Es por ello que se propone el centro para deportistas en Mazarrón Arquitectura ön. A su vez se introduce en el programa del proyecto un espacio de complemento de actividades turísticas que se configura con un restaurante y unos espacios anexos a él.

La luz se considera un material de construcción que configura y jerarquiza el espacio. La materialidad permite que la concepción espacial se adapte a las necesiadades proyectuales de cada espacio.

Además de la edificación se considera el espacio público como valor social que potencia la actividad y las interacciones sociales. Dadas las características urbanas del entorno, el proyecto permite el tratamiento de un borde urbano degradado. Esta actuación debe conectar Bolnuevo con los espacios de valor turístico como las Gredas, la Sierra de Las Moreras o la playa

Materialidad

Se propone en Arquitectura ÖN relacionar usos y espacios con materialidad, lo cual debe influir conceptualmente en el desarrollo de las actividades a desarrollar en dichos espacios. El hormigón visto permite generar los espacios de tránsito. Mientras que la estructura metálica y el acero corten permite organizar los espacios derivados de los usos principales.
El acero corten se relaciona visualmente con al arcilla del entorno denominada greda. Esto nos permite encajar los cuerpos laterales en la montaña de forma que se individualicen los volúmenes.

En conclusión, el tratamiento del desmote permite que se cierre el espacio urbano articulando un espacio de intercambio entre personas y actividades lo cual mejora la calidad de la oferta turística de Bolnuevo.