Luz y Espacio Gótico

Publicado por Basilio en

El origen

La concepción del espacio gótico surge entorno a la luz y al simbolismo que esta impregna en la Arquitectura. Dando un giro a la concepción de la luz, que hasta ese momento había sido tratada como un mero elemento físico. La luz y el espacio Gótico, nace como forma de honrar a Dios y al poder secular del rey, cada vez  de mayor preponderancia en la sociedad medieval. Dando lugar a una de las más radicales rupturas estilísticas que ha conocido la arquitectura occidental.

Esto nos lleva a la pregunta ¿Qué es Arquitectura?

Vidriera de la Abadía real de Saint Denís.
Vidrieras de la Catedral de Saint Denis Fuente: Wikimedia Commons.

“La obra noble brilla, pero que esta obra que brilla con nobleza
Ilumine las mentes para que siguiendo verdaderas luces
Lleguen a la luz verdadera, donde Cristo es la Verdadera Puerta (…)”

Fragmento de la inscripción de la puerta de la catedral de Saint Denis

Ante esta necesidad surge el dilema del cómo, resuelto por primera vez en la Abadía real de Saint Denis por el abad Suger. Éste observó a lo largo de todo el reino las distintas innovaciones arquitectónicas producidas en la época.

 Así se decidió poner en marcha la reforma de la abadía, que eliminaría casi por completo la anterior de origen merovingio y estilo románico. Dando lugar en Saint Denis a algo nunca visto en la época, que sería el modelo para un nuevo estilo, “el gótico”.

Influencias

Si bien, aunque queda patente la importancia del neoplatonismo en el pensamiento que originó la catedral gótica. No podemos dejar de lado la influencia que la escolástica de Santo Tomás ejerció en la sociedad y la arquitectura de la época. En su empeño por el uso de la razón como método para obtener el conocimiento.

Una construcción que siguiera estas premisas filosóficas debía de estar imbuida de la divinidad y de luz y a su vez dirigirse hacia ella. Elevándose hacia los cielos, hacia Dios. Teniendo esto en cuenta se planteo una iglesia de proporciones estilizadas. Con altos e imponentes muros que elevarán la construcción hasta cotas anteriormente desconocidas. Ya que la casa de Dios debía de alzarse muy por encima de las construcciones circundantes. Sin embargo, esta altura esta subordinada al artificio de la luz. En la elaboración del sistema arquitectónico gótico, juega un papel prioritario la tensión entre la materialidad de los elementos constructivos que la integran. Y el artificio que se inventa para lograr el efecto de ingravidez.

Estructura

Cabría destacar la eliminación de la división horizontal de la fachada, herencia de los órdenes grecolatinos. (Que en Saint Denis aún no se muestra por ser un ejemplo temprano de esta arquitectura) Realzando la estilización y sensación de altura del conjunto. Esta elevación presentó un problema técnico: A determinadas alturas los muros debían de ser muy anchos en su base para sostener su peso. Y por lo tanto muy pesados, demasiado para la tradicional bóveda de cañón, propia del Románico. Los muros se abrirían hacia los lados, causando una gran inestabilidad. Que el gótico solucionó con la bóveda de crucería, que resolvía el problema de la cobertura de la nave de forma mucho más eficiente que la antigua bóveda románica.

Las grandes catedrales góticas desplazaron el empuje de la crucería, a través de los arbotantes, hasta los contrafuertes. Unos pilares profundamente hundidos en el suelo para disipar el empuje de la bóveda. Era frecuente el uso de los contrafuertes para evacuar el agua de las precipitaciones de la techumbre. Canalizándola lejos del edificio para evitar el golpe de ariete.

Gracias a la bóveda de crucería los muros habían dejado de jugar un papel fundamental para el sostén de la estructura. Podían transformarse en enormes ventanales, haciendo que la luz coloreada inundara el interior de la iglesia abacial.

Resueltas las dificultades técnicas la catedral pudo orientarse a crear el artificio etéreo por el que se caracteriza y cuya principal herramienta era la luz.

La luz divina

Creando destellos, brillos y reflejos que como materiales sin masa. Sirven para construir la más etérea de las arquitecturas. Dando la sensación de ser transportado a una “Jerusalén celeste” más allá de lo terrenal. Gracias a la atmósfera creada por la luz.  La iluminación en Saint Denis, al igual que en los sucesivos templos góticos, provenía de fuentes diversas. Por este motivo la iglesia se dotó de ricos ornamentos con multitud de piedras preciosas, esmaltes, oro y todo tipo de objetos de exquisito gusto. Que hacían que la luz se reflejara con inusitados matices que convertían la arquitectura en la escenificación de la belleza y la majestad que el abad quería transmitir. Y esta función era sobradamente cumplida por el elemento constructivo más importante de la catedral gótica, la  vidriera.

La vidriera en la Arquitectura Gótica se proyecta en dos sentidos: Como medio para la configuración simbólica del espacio. Y como «soporte» de contenidos iconográficos que representaban diversas escenas bíblicas. En torno a la luz, se organizan dos lenguajes de características distintas. En relación con los valores simbólicos, la vidriera no desempeñó únicamente un papel de simple pintura sobre vidrio.

Para acentuar aún más la atmósfera a la luz del espacio Gótico se agregaban una multitud de estímulos visuales y auditivos. Que terminaban de convertir las fechas de la liturgia en verdaderos acontecimientos para el pueblo. Que debían exaltar su religiosidad. Para ello empleaban todos los artificios a su disposición: Finos mobiliarios, ricos vestuarios litúrgicos; orfebrerías, tapices, reliquias. Y especialmente las melodías del canto gregoriano, que complementaban de forma magnífica la labor de la luz en el la catedral gótica. Elevando a los fieles a través de la más profunda y sacral de las atmósferas.


0 comentarios

Deja un comentario