Informes periciales

informes periciales

Un informe pericial de arquitectura es un documento en el que un técnico cualificado presenta conclusiones a partir del análisis e investigación de los hechos y circunstancias que motivaron su elaboración.

¿Para que sirve un informe pericial?

Generalmente se lleva a cabo como parte de un proceso legal o una operación de evaluación de un daño en una vivienda. Su función es ayudar a esclarecer los hechos de una forma objetiva por parte de un profesional externo.

Tipos de informes de arquitectura

Los informes periciales pueden tener varios fines y tipos en función del objetivo para el que se redactan. En este tema habitualmente se producen confusiones, por lo que veremos todos los documentos relacionados con este ámbito:

  • Informe técnico. Se trata de un documento firmado por un arquitecto colegiado donde describirá la situación basándose en datos objetivos y concretos sin aportar opiniones personales. Ejemplos de este tipo de documentos puede ser la Inspección Técnica de Edificios (ITEs) de edificios de viviendas.
  • Dictamen. Los dictámenes son encargados por una autoridad y están enfocados a la obtención de pruebas específicas sobre la situación. En este tipo de documentos se permiten las hipótesis y opiniones por parte del arquitecto de cara a establecer conclusiones.
  • Peritaciones. Las peritaciones son similares a los dictámenes pero en el documento además de establecer una conclusión en base a hechos y datos también se suele realizar una valoración económica de los daños provocados por la situación.
  • Certificados. Los certificados son documentos cortos que se necesitan, habitualmente, para un procedimiento administrativo concreto solicitado por un organismo. Ejemplos de este tipo pueden ser los certificados de antigüedad de vivienda o los certificados de habitabilidad.

Diferencias entre informe técnico y dictamen pericial

La diferencia entre el informe técnico y dictamen pericial está en si hay o no valoraciones por parte del arquitecto. El informe técnico puede describir la situación de manera objetiva y precisa. Así, el técnico no puede opinar ni formular hipótesis sobre un caso concreto. Por otra parte, en el dictamen pericial, el arquitecto debe en todo caso sacar conclusiones basadas en su conocimiento y experiencia. Por tanto, en su declaración, el técnico hace tanto descripciones objetivas como opiniones subjetivas, siempre basadas en su propio conocimiento. Está claro que sin ellos, el técnico no podría sacar conclusiones precisas sobre las causas de la situación, que es el tema del informe. Ahora veamos cuándo se necesita este tipo de informe.

  • Informe técnico -> Se describen los hechos con pruebas obtenidas en la visita.
  • Dictamen pericial -> Incluye valoraciones técnicas

¿Cuándo es necesario un informe pericial?

La opinión de un experto es necesaria si hay desacuerdo o desacuerdo en la situación y se ha producido algún daño. Estas disputas pueden ser judiciales o extrajudiciales, según el contexto en que se desarrollen. Por ejemplo, una disputa extrajudicial puede ser un informe de evaluación de pérdidas por parte de la aseguradora o la aseguradora que impugna la evaluación de la compañía. En litigios judiciales recibimos informes periciales y de peritos judiciales o independientes.

Contenido de un informe pericial

No es posible. es ilegal iniciar o iniciar una actividad económica en un local sin la correspondiente licencia de apertura. Si lo hace, podría recibir la visita de un técnico del Ayuntamiento o de la policía local y enfrentarse a una gran multa y, en el peor de los casos, cerrar su negocio.

Una vez hemos visto los diferentes tipos de informes, sus diferencias y las situaciones que les dan lugar, veamos el contenido de un informe pericial:

  • Antecendentes o contexto. En este apartado se describirán tanto las personas involucradas como las circunstancias anteriores a que se generara la situación.
  • Objeto del informe. Apartado obvio pero básico del informe, donde el técnico especifica cuál es la finalidad del informe y quién se lo ha encargado.
  • Valoraciones técnicas. A partir de la documentación que obra en su poder, el técnico realizará una argumentación de la disputa y las diferentes causas que han generado la situación, en base a su experiencia y conocimiento del caso.
  • Conclusiones. Este es el apartado más importante, ya que se realiza un resumen de todo lo expuesto en el informe y se exponen tanto causas como posibles reparaciones.
  • Reportaje fotográfico. Fotografías del inmueble objeto del informe que apoyan la valoración técnica efectuada.
  • Anexos documentales. En muchas ocasiones el técnico también puede hacer uso de documentos para justificar sus valoraciones, por lo que resulta necesario anexar estos documentos para referenciarlos correctamente.
  • Presupuesto y valoración de daños. En algunos informes es necesario realizar una valoración de los daños y las reparaciones que son necesarias para restituir los daños causados.

Aproximadamente esta sería la estructura de un informe estándar, aunque es cierto que en función de cada caso concreto, el informe puede complejizarse tanto como complejo sea el caso particular.

Ponte en contacto para encargar tu informe pericial.

Rellena el formulario y te contestaré en menos de 24 horas.

CONTACTO

    Otros servicios relacionados

    Otros servicios de arquitectura

    5/5 - (1 voto)