Wallflex equipar la cama

Mobiliario flexible con varillas
Wallflex equipar la cama

Wallflex equipar la cama, es un proyecto de diseño que estudia el concepto de descontextualización del mobiliario tradicional. El modelo presentado responde a un esquema condensador unido a  una perforación en retícula de distribución ortogonal. Esto permite la incorporación de nuestro elemento constructor (varillas), que bajo un previo estudio de control de rangos de altura y profundidad nos posibilita establecer diversas variantes sin comprometer la integridad y funcionalidad del mismo redistribuyendo y ecualizando el espacio de modo que se amplía el espectro de usos y el grado de intimidad del habitáculo en función a la ubicación del mismo como equipamiento de  la cama.

Mobiliario flexible para dormitorio
Wallflex equipar la cama

Estructura

La estatura media del ser humano ronda los 1,75-1.80 m. Considerar este factor nos permite racionalizar y materializar las distintas posibilidades que ofrece el mueble entendido como un ente flexible y funcional a dos caras siempre vinculado de forma directa en una de ellas a la cama. Wallflex equipar la cama generará una jerarquización de las varillas en el mueble en base a la función  a realizar en el mismo respetando en todos sus casos  la función  principal de la cama, dormir. Por criterio de diseño en base a las dimensiones  y profundidad del mobiliario actual se emplean varillas de 0.72 y 0.42 m que salvando el espesor del muro quedará reducido a 0.6 y 0.3 m respectivamente.

De los previos estudios de modulación se prosigue con un estudio de las piezas de mobiliario tipo que demanda una habitación de hotel. Tomando como referencia las dimensiones reales de dichos muebles y considerando la decisión constructiva de emplear unas varillas de 5 cm de diámetro se adaptarán los mismos al patrón de la retícula. Vinculando esta con las medidas del ser humano se consigue un catálogo de posibilidades asociadas al espacio que colonice el mueble.

Mobiliario flexible con varillas

 EVOLUCIÓN

Los esquemas de desarrollo muestran el proceso evolutivo del mueble. Comienza con la colmatación del muro con los elementos constructores, y mediante un proceso de degradado y filtro acaba en el modelo definitivo que  integra al usuario y responde a sus necesidades de uso y empleo manteniendo el carácter escultórico y estético de la concepción inicial.

MATERIALIDAD

El ensamblaje ideal de la propuesta del mueble toma como referente la pureza y calidez de los muebles nórdicos, en madera.  Sin embargo, su arquitectura y geometría contemporánea permiten que se adapte a distintas configuraciones estéticas que respondan y se mimeticen con el estilo arquitectónico del espacio en el que se encuentra nuestro mueble.

Ante la premisa de flexibilizar el espacio y crear un artefacto catalizador de todos los muebles necesarios en una habitación optamos por redistribuir el espacio de la habitación creando diferentes  ambientes y permitiendo la posibilidad de compatibilizar dormir con más usos.

Al establecer una retícula con la posibilidad de ser cambiante, y dejando a un lado el modelo propuesto, la superficie en planta que ocupará nuestro mueble es menor y por consecuencia dará una sensación de mayor amplitud y libertad espacial.

CONSTRUCCIÓN

El primer acercamiento del usuario no prevé  ninguna instrucción de uso previa por lo que su propio sistema constructivo será intuitivo y facilitará la interacción con el mismo. Las piezas están conectadas mediante pletinas de anclaje con materiales transparentes (vinilo, metacrilato, polietileno) de modo que la silueta que responde al alzado del mueble a utilizar quedaría remarcada sin destruir la estética del conjunto del mueble.

Cada conjunto de piezas está pensada para ser funcional y móvil a cada lado del muro, a excepción de las que poseen a su otro lado la cama las cuales son fijas y permanentes.


Proyecto realizado en colaboración con:

Luis López Moya y Jose Luis Lidón Pallarés

Otros proyectos de Diseño