The hive

Concurso Kaira Loroo The Hive Templo Ecuménico en Tanaf, Senegal

El proyecto The Hive porpone un templo ecuménico en el pueblo de Tanaf, en Senegal. La región se encuentra afectada por una acuciante falta de infraestructuras básicas por lo que la mulifuncionalidad del espacio es imprescindible.

Proyecto The Hive

El proyecto alberga espacios sagrados diferenciados para los distintos cultos, una mezquita, una iglesia y un templo animista, conectándolos con un espacio profano que unifica el conjunto y hace la función de antecámara. La planta sigue una trama geométrica formada por pentágonos irregulares, que permiten singularizar claramente los recintos. Al extruirse dichos pentágonos en forma troncopramidal hacia arriba generamos zonas sagradas mientras que al hacerlo hacia abajo obtenemos las zonas profanas. En este sentido el proyecto trata la dualidad en referencia a la oposición entre lo profano y lo sagrado, siendo este el eje vertebrador del proyecto.

Los espacios de culto se encuentran en estructuras con forma troncopiramidal, elevados con respecto al suelo, lo que crea espacios altos iluminados cenitalmente con el objetivo de remarcar su naturaleza sagrada. Materialmente se componen de una estructura muraria de adobe proporcionando una condición estereotómica a las zonas sagradas.

El espacio profano es un continuo que  rodea y cohesiona las zonas sagradas, encontrandose en parte por debajo del nivel del suelo. Alberga una fuente de abluciones y varios bancos para hacer vida en comunidad resguardados a la sombra. La cubierta se techa a la manera tradicional de la zona con paja. Se apoya en pilares huecos con forma de troncopirámide invertida recubiertos con celosías de ramas trenzadas, típicas de la zona. Y que además conforman la fachada exterior del proyecto. Materialmente se realiza con bambú y madera proporcionando una condición tectónica en contraposición con los espacios sagrados.

Materialidad

Teniendo en cuenta las características del emplazamiento, los materiales y técnicas constructivas provechan los recursos del entorno como la arcilla, la madera, o la cerámica, no siendo necesario importar material de construcción. Estructuralmente los módulos sagrados proporcionan un refugio sólido ante catástrofes naturales, además el agua de lluvia es recogida por captadores y trasladada a un depósito situado debajo de la mezquita. Esto permitirá disponer de agua limpia en caso de emergencia y alimentar la fuente de abluciones.

En conclusión, The Hive se concibe como un refugio ante la hostilidad física, como las inclemencias del tiempo y a la hostilidad metafísica como la necesidad de respuestas ante la angustia existencial.

Proyecto realizado en colaboración con: Chiara Gallozzi

Galería

Otros proyectos de Arquitectura colectiva